Carpe Diem

jueves, 16 de septiembre de 2010 9/16/2010 Publicado por # Blanquiultraviolet. 1 comentarios
El tiempo pasa. Los minutos llegan y se van, si no han sido aprovechados se han esfumado para siempre. Horas largas sin movimiento que se olvidan e incluso días eternos que se desperdician...
Yo ya he perdido mucho tiempo y aún me queda más por perder, soy consciente. Va rápido y está en contra de todo lo que tenga vida.
Es complicado controlar pensar continuamente en el pasado más que en el presente cuando las cosas no van bien. Nos olvidamos del futuro, que se acerca más a lo actual de lo que podemos ver. Ignoramos los bienes cuando los tenemos y nos quejamos cuando nos faltan. No siempre se quiere al que más cerca se tiene y no se suele valorar suficiente a quienes realmente les importamos. No se suele tener consciencia de lo que se tiene hasta que desaparece.
Lo más fácil en esta vida es el placer momentáneo y, o das buenos pasos o todo se destroza ya que hay todo tipo de caminos y el mejor es el más difícil. La felicidad es temporal y de corto plazo cuando no has trabajado en ello por tenerla en permanencia relativamente contínua. La clave del éxito es la estabilidad. La actitud que se tenga será el reflejo más fiel de cada uno. Al final todo rebota y se recibe lo que se da. Uno no siempre está a tiempo.

Reacciones: 

Cadenas

viernes, 16 de julio de 2010 7/16/2010 Publicado por # Blanquiultraviolet. 0 comentarios
Siempre va a haber algo a lo que estemos atados. Cada uno tiene como mínimo una cosa a la que está ligado, ya sea bueno o malo. Eso no importa, siempre va a ser así.
Me encuentro entre un cúmulo de cadenas pesadas a las que estoy atada, y me frenan el paso con una velocidad impredecible.
Se convierte en una condena a la que no veo fin... y de la que cada vez más, quiero salir.
Me desespera, me carga, me irrita no ver avance en esto más que de tiempo. Y tal vez en aprendizaje también, pero con limitaciones.
No consigo alcanzar esa libertad necesaria para sentirme lo suficientemente bien y me temo que conseguirla va a ser más difícil de lo que creía.
Lo único que veo en mi camino a medida que intento avanzar son obstáculos.
Ya casi puedo dar un paso, estoy a punto de conseguirlo... hasta que doy tres hacia atrás.

Reacciones: 

Soledad de una noche de sábado

sábado, 29 de mayo de 2010 5/29/2010 Publicado por # Blanquiultraviolet. 0 comentarios
Seis. Ese es el número que representa el medio año que llevo aquí y todo lo que me ha pasado hasta ahora. La cantidad de meses que hace que dejé un periodo de mi vida para meterme en el que estoy ahora.
Debo decir que estoy feliz de cómo me encuentro. A pesar de todo lo que he perdido y de tener personas a las que adoro más lejos de mi que nunca, sé que he dado un gran paso a bien en este capítulo de mí.
He aprendido un montón de cosas nuevas, he conocido mucha gente de diferentes partes del mundo y me veo en una ciudad en la que hay una gran diversidad cultural, que me encanta.
Pero sobretodo he crecido mentalmente. En poco tiempo me he desarrollado a mi misma e igual que he cometido muchos errores, he aprendido de ellos.
Pero nada ni nadie es perfecto... asi que, siempre tendré defectos por corregir.
Este es mi resumen de tres párrafos acerca de los seis meses que llevo en Montreal. ¿Verdad que parece poco? Pues podría no terminar de contar detalles... pero esto es sólo el resultado de mi soledad en medio de una noche de sábado.

Reacciones: 

Lo más bonito que tuve

miércoles, 14 de abril de 2010 4/14/2010 Publicado por # Blanquiultraviolet. 0 comentarios
Cuando estás en un parque de atracciones y te subes a una montaña rusa... la sensación que tienes justo en el instante en el que estás a punto de caer es de pura euforia y sientes que en tus venas sólo corre adrenalina.
Todas tus emociones se renúnen en un mismo sitio, en el centro de tu cuerpo preparándose para salir. Se te encoge el estómago y para quién no tiene vértigo es realmente sublime.
Tuve esa sensación metida dentro de mi durante meses; a cada momento que sabía que lo iba a ver, cuando lo estaba viendo, o cuando sabía que me estaba observando.
No podía dejar de sonreír. Lo tenía en mi mente a cada momento... y cada vez más cosas me recordaban a él cuando no lo tenía cerca. Era obsesivo.
Sentía que cada día, cada semana, o mes que pasaba lo quería más. Siempre estaba sorprendiéndome con algo nuevo. De ahí todo lo que aprendí de él.
Ahora sólo puedo recordar todos esos momentos, besos, peleas, miradas, emociones viendo una foto, escuchando una canción o con cualquier cosita suya que conserve.
Mis ganas de tenerlo entre mis brazos me están volviendo loca.
Él es más que un hombre y esto es más que amor.
La razón por la que el cielo es azul, por la que las nubes siguen en movimiento.


# Él, Alejandro.

Reacciones: